¿Qué pasa con lo que no se puede reciclar?

Si no sabías, existen materiales que no se pueden reciclar, por ejemplo en un artículo pasado hablábamos sobre las cajas de pizza y aunque son de cartón no se pueden reciclar básicamente por la grasa y los restos de comida que se quedan en él, porque dificultan el proceso en general de su reciclaje al estar contaminado por restos orgánicos.

A continuación algunos materiales que no se pueden reciclar:

  • Algodones, gasas y residuos de curación
  • Alimentos cocinados, fritos o procesados
  • Animales o mascotas muertas
  • Carnes de ave, mariscos, pollo, puerco, res, etc.
  • Cigarros y sus colillas
  • Conservas de origen animal
  • Embutidos y lácteos
  • Excrementos, orines y desechos de mascotas
  • Pañales
  • Textiles
  • Toallas
  • Calcomanías
  • Cartones
  • Fotografías
  • Papel aluminio
  • Papel carbón
  • Papel de baño
  • Papel de plastificado
  • Toallas para manos
  • Pañuelos desechables
  • Servilletas con grasa
  • Artículos usados de oficina (plumas, engrapadoras, etc)
  • Fierros oxidados
  • Ceniceros
  • Artículos de higiene personal (cepillos, cotonetes, rastrillos)
  • Bolsas de plástico
  • Bolsas de envolturas
  • Cassettes y discos
  • Cosméticos
  • Desechables
  • Envases con residuos caducos
  • Envolturas de plástico
  • Hules y objetos de plástico
  • Unicel
  • Utensilios de cocina y de limpieza
  • Cerámicas
  • Cristales
  • Espejos
  • Faros o lámparas
  • Focos incandescentes
  • Lentes
  • Vidrios rotos

¿Y entonces que sucede con lo que no se puede reciclar?

Para muchos la respuesta es simple, ese material es considerado como perdida total y es depositada en los tiraderos en donde se pretende se degraden con el paso de los años.

La solución en RECSA es convertir ese material en combustible para hornos de cemento.  Ya que para la fabricación del cemento se requiere un 40% de coste de producción.

¡Y lo mejor de todo es que no contamina! porque en este tipo de hornos existen enormes filtros que ayudan a que las emisiones contaminantes no se escapen y perjudiquen la capa de ozono.

Gestión integral de residuos peligrosos

Deja un comentario