Nylon, el plástico que vino a cambiarlo todo

Si nos remontamos al comienzo de la fabricación de las telas, recordaremos que en sus inicios todo era de origen natural, se utilizaban sobre todo el algodón y la seda.

Aunque son buenas telas, la curiosidad por saber si se podían crear nuevos materiales, llevo a Wallace Hume Carothers en 1930 para la empresa Du Pont, dirigir una serie de investigaciones con celulosa ; sin embargo fue hasta 4 años después que se creo por accidente lo que hoy conocemos como nylon.

La mayor parte de las atrás propiedades de las hebras de nylon difieren muy poco de las correspondientes al nylon de filamento continuo, Existe muy poca diferencia entre las características del nylon-6 y las del nylon-6,6. ( se llaman así por su composición molecular).

Otras ventajas que tiene el nylon con respecto a las fibras naturales, es que este material no atrae polillas, no guarda humedad, su resistencia es alta y no genera moho.

Desde hace ya algunos años los nylons cuentan con un fuerte competidor, las resinas acetálicas, las cuales presentan superior resistencia a la fatiga, mayor resistencia a la fluencia y también mayor resistencia al agua que las poliamidas. Bajo condiciones medias de humedad, los nylons son superiores en resistencia al impacto y en resistencia a la abrasión. Cuando se considera que un nylon es apropiado para una determinada aplicación, es necesario antes de elegir el tipo de poliamida, tener en cuenta las propiedades mecánicas, la resistencia al agua y la facilidad de procesado de los mismos.

Incluso en la medicina se ha beneficiado por su uso efectivo y aséptico.

Sin embargo ¿Qué pasa con lo que se desecha?

Este material perfectamente se puede reciclar, y en la mayoría de los casos termina en la basura sin darle esta oportunidad.

Si se reciclara, se ahorrarían grandes cantidades de agua, de materia prima para su elaboración y una enorme ayuda al deterioro creado por la contaminación en basureros.

Gestión integral de residuos peligrosos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *