La historia de los combustibles

A lo largo de la historia el hombre siempre ha evolucionado la manera en que realiza las cosas o lo materiales que utiliza y el combustible no es la excepción, los vehículos hace muchos años no usaban gasolina o diésel  si no dependían de una fuente de energía diferente.

MADERA

Una de las primeras fuentes  es la madera, usada en un principio para mantenerse en calor, para los alimentos, alumbrar, fabricar herramientas,  se sabe que la madera es un recurso renovable que se usaba desde que el humano vagaba por la tierra sin rumbo fijo hace aproximadamente  790,000 años, se tienen antecedentes  de que el homo erectos ya tenía control del fuego y su material era la madera.

CARBON

Con el tiempo ya establecidos como sedentarios y con la agricultura como fuente de alimento el humano comenzó a desarrollarse, fabricaba herramientas más sofisticadas, mas tarde con el descubrimiento del carbón la industria tenía otra fuente de energía, las máquinas de vapor como vehículos, locomotoras, incluso barcos lo usaban, una fuente de energía económica y con mayor poder que la madera, aun así los avances seguían surgiendo.

PETROLEO

A pesar de que se tiene antecedentes de que el petróleo ya se usaba como impermeabilizante de embarcaciones, de forma medicinal, para hacer construcciones, para destilar aceite o incluso para lámparas, no es hasta la época en que los automóviles necesitaron gasolina donde su verdadera explotación comenzó, en 1857 aproximadamente con la destilación fraccionada del petróleo para crear gasolina y otros como el keroseno.

GAS NATURAL

También un combustible fósil el gas natural se extraía de del suelo donde también existía petróleo, se sabe que los chinos ya tenían tuberías que canalizaban gas natural hechos con bambú.

COMBUSTIBLE ALTERNO

En Recsa Energy esta fuente de energía surge a partir de la recolección y tratamiento de los residuos peligrosos para crear una nueva fuente de energía igual de potente y con menor emisión de gases nocivos al aire.

Liquido o fluido similar al diésel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *