Destrucción Fiscal

Se recurre a la destrucción fiscal, si el valor de las mercancías se pierde ya sea por deterioro u otras causas que no son responsabilidad del establecimiento y que para efectos de ISR se podrá deducir, si cumplen ciertos requisitos.

Algunos ejemplos de lo que se puede destruir son:

      • Aparatos electrodomésticos
      • Destrucción de plásticos
      • Inventarios Obsoletos
      • Producto Caduco
      • Partes Automotrices
      • Publicidad
      • Productos de Belleza
      • Archivo Muerto
      • Alimentos
      • Textil

Para constatar la destrucción y evitar que los productos lleguen a la reventa en mercado negro, las destrucciones fiscales se deben realizar en una institución en donde te entreguen en caso de no estar presente:

  • Certificado de destrucción                                                                                                                                                                 
  • Evidencia fotográfica
  • Vídeo de la destrucción

Evita inconvenientes, no dejes en manos inexpertas información confidencial como archivo muerto; en RECSA garantizamos tu satisfacción, ya que el material que entregues sera destruido de manera segura y como un plus, los desechos generados serán reutilizados como combustible para hornos.

Destrucción fiscal ,cotiza aquí

 

Deja un comentario