Cómo identificar los residuos sólidos tóxicos

La basura industrial y urbana puede presentarse en varios estados, hablaremos un poco sobre los residuos sólidos tóxicos y del como identificarlos para poder tener precaución con ellos.

Este tipo de desechos pueden deteriorar la superficie terrestre e incluso puede causar estragos en la cadena alimenticia y por tanto llegar a nosotros y causarnos enfermedades ya que estos desechos una vez liberados en el medio ambiente, ayudan a incrementar las bacterias.

Se pueden clasificar:

  • Detergentes. Son ricos en fosfatos, los cuales afectan a la flora y fauna de lagos, ríos, lagunas y mares. Este acelera el crecimiento de algas, las cuales evitan el paso de los rayos del sol y con ello terminan con el oxígeno necesario para que pueda prosperar la vida.
  • Dioxinas.  Son los desechos tóxicos más perjudiciales para la vida en general. Se caracterizan por estar compuestas por partículas de cloro, y por ello el organismo no puede eliminarlas. Sus consecuencias pueden ir desde erupciones en el piel, dolor de cabeza, mareos, vómitos, hasta un malestar generalizado.

Estas dioxinas pueden provocar cáncer, alteraciones en los                                        riñones y otros órganos vitales, así como malformaciones congenitas. Son famosas las dioxinas contenidas en el PVC o el pesticida DDT.

Como ejemplo tenemos a los subproductos no deseados de numerosos procesos de fabricación tales como la fundición, el blanqueo de la pasta de papel con cloro o la fabricación de algunos herbicidas y plaguicidas.

  • Fenoles. Son desechos tóxicos de baja consideración pero pueden provocar irritación en los ojos y en la piel. En una exposición grande puede provocar daño en los riñones o en casos más severos la muerte.

Se usa en la manufactura de nylon y otras fibras sintéticas, como un potente fungicida, bactericida, sanitizante, antiséptico y desinfectante,

  • Fluoruros. Es un tóxico bastante irritante que en dosis elevadas, puede llegar a causar trastornos digestivos y diarreas.

Los fluoruros también se utilizan en la industria:

El hexafluoruro de azufre (SF6) es un gas muy ligero y se ha utilizado para rellenar pelotas de tenis.
El fluoruro de calcio se utiliza en metalurgia para hacer más fluidas las escorias.
El hidrógeno fluoruro de amonio (NH4HF2) se utiliza en el tratamiento de las superficies de vidrio que corroe y las hace opacas.
La criolita (Na3AlF6) se utiliza como electrolito en la obtención del aluminio.
Ya que del flúor sólo existe un isótopo estable los fluoruros se utilizan también en la separación de otros elementos. Así, la separación del uranio 235U del 238U pasa a través del hexafluoruro de uranio.
Algunos fluoruros como el trifluoruro de boro (BF3) son ácidos de Lewis fuertes y se utilizan como tales y como catalizadores.

  • Hidrocarburos. Son desechos derivados del petróleo. Al igual que los fosfatos, impiden el paso de los rayos de sol en las superficies con agua y por tanto, afectan a todo el ecosistema. También provocan irritaciones en la piel y en los ojos.
  • Mercurio. Es muy común encontrarlo en pesticidas, pinturas, tintas, barnices, baterías, entre otros. Su principal riesgo es que se puede transformar en metilato y al ser ingerida ya no puede ser expulsada, causa daños cerebrales y anormalidades en el correcto desarrollo de neuronas.
Gestión integral de residuos peligrosos

Deja un comentario